lunes, 6 de julio de 2015

Acróstico (Lezlye)

Leslie Ameyali (acróstico)

Las mariposas de tus ilusiones
Encontrarán en este valle de soledad,
Suficiente cielo para volar y
La esperanza de un mas allá de
Inconcebible serenidad, amor y paz.
En donde las ilusiones son realidad.

Abre tus alas, echa a volar, y vuela alto,
Mas nunca pierdas la identidad.
El amor aveces te hará caer,
Y en otras tantas te elevará.
Alza las alas de tus ilusiones,
Las que a tu vida rumbo darán.
Inventa, sueña, alcanza la libertad.

06 JULIO 2015
ALHE

viernes, 24 de octubre de 2014

Ama sin condiciones

El amor a veces duele, a veces lastima,
pero no existe en el mundo nada mejor...
sí te aman... ama, sí te odian... ama,
sí te hieren... ama, sí te olvidan... ama,
que en todo momento el amor sea tu guía,
y que tu recompensa sea la libertad...
no hay castigo alguno para quién ama a sus enemigos,
ni paredes que oculten a quién lo da. (el amor)


Adán Luna Hernández
21 septiembre 2014

Princesa

Como la suave brisa me tocas sin tocarme
y me refrescas el alma,
canción de una tarde de lluvia
y tus ojos mirándome,
ensueño de una vaga ilusión,
en este mundo en revolución.

Sigue mirándome que siento amarte,

sigue mirándome que quiero ahogarme
en ese brillante sol de tu mirar,
sigue mirándome que si no lo haces
el alma mía se apagará.

Déjame soñar que te tengo,

que te tengo besitos de cereza,
no me hagas pensar
que eres de fantasía,
yo se que lo eres corazón,
mi niña, princesa mía,
mi anhelo y mi canción.


Adán Luna Hernández
Junio 2010

Quiero volver a aprender

Recuerdo que prometiste
no dejarme así de repente,
pero la vida es a veces tan extraña,
juega con los sentimientos de las personas.

Tú eres simplemente como yo,
como cualquier otra persona,
como todo ser humano tienes que vivir
a como la vida nos vaya enseñando.

Me prometiste que me querías,
me prometiste que nunca me abandonarías,
que sentías amor por mí, pero,
no sé que hicimos mal, que hice mal.

Tú ya no estás aquí conmigo,
y te extraño tanto, no sabes,
me ha sido muy difícil todo esto,
sé que podré superarlo, no es mi primera vez.

Pero siempre duele como si así fuera,
parece que de nada sirve la experiencia,
pero así es la vida, siempre se está aprendiendo,
me duele aprender, me duele volver.

Pero sé que volveré a empezar de cero,
si tú quisieras volverme a enseñar,
seré tu alumno, aprenderé, lo intentare,
volveré a enamorarme de ti.

Al pasar los días sin ti, he aprendido a olvidar,
que ya no recuerdo que fue lo que aprendí
aquella vez primera que mi amor te di,
quiero volver a aprender, volverte a amar.


Adán Luna Hernández
29 julio 2010

sábado, 4 de octubre de 2014

Poeta y poesía

Poeta no es solo aquél que escribe un poema, 
ni el que a las penas y las tristezas da alas de mariposa,
o el que por las noches mira la luna y escribe versos.
Poeta eres tú.

Poeta eres tú cuando en silencio miras las rosas
y no te importa que el sol te queme o si la lluvia te moja,
vas caminando con tu sonrisa de niña buena,
y en el regazo de tu inocencia recoges flores,
recoges poemas y los suspiros de tantos hombres
que con su boca te arrojan rosas, también serpientes,
que en tu inocencia también recoges.

eres poeta, musa, poesía, niña, mujer, diosa,
poeta él que te engendró, poeta quien te parió,
poeta él con letras a tu misma esencia
dio alas de mariposa y tu beldad con tinta plasmó,
poeta él que en tus ojos un mar sereno de paz halló
poeta tú, poesía tú, la musa tú, tu cautivo yo.

Adán Luna Hernández
03/10/2014



domingo, 28 de septiembre de 2014

23 de septiembre

Ayer fue tu cumpleaños y pensé mucho en ti,
reconstruí con pedacitos de tiempos felices,
de risas, andanzas, tus ojos, arena y playa
un fuerte abrazo que a la distancia te di. 

Ayer fue tu cumpleaños, y como olvidarlo
sí ayer por aquí tu recuerdo iba pasando,
y me aferré de tu mano desesperado,
y en tus recuerdos poco a poco quedé dormido. 

Ayer fue tu cumpleaños, te felicito,
te deseo un sinfín de cosas bellas,
el amor de quien a tu alma se ha prendido
y para mi un cielo ya sin estrellas. 

Ayer fue tu cumpleaños y me desvelo,
pensando, deseando que quizás algún día,
volvamos a mirar juntos la misma playa,
quizás riendo, quizás llorando por ésta pena. 

Ayer fue tu cumpleaños, y estaba sólo
añorando de los recuerdos matar lo abstracto,
añorando que en el futuro no muy lejano
podamos bajo algún árbol charlar un poco.

Ayer fue tu cumpleaños, que día tan triste
recordando las cosas lindas que hoy me afligen,
cada mañana alegre, la arena, la playa y las tardes
recordando que los tiempos jamás se vuelven. 


Adán Luna Hernández 
 


sábado, 27 de septiembre de 2014

Regalo morfeico

Esa noche te miré, tomé tus manos
y mirándote a los ojos te besé...
esa noche fuiste tú, quien provocó todo.

El fuego de tus ojos me llevó hasta ti,
tu silencio y tú inocencia fueron cómplices,
esa noche que me pareció fugaz.

Fueron tantos esos días de espera,
y esa noche mágica sucedió,
se unieron tus labios y los labios míos,
tus manos a las mías, y nuestros ojos...
se abrazaron cómo lo había imaginado.

Esa noche eterna que nunca morirá,
porque cuando se toca el cielo en un sólo beso,
se escribe en el alma por la eternidad.

Y cómo esa noche estrellada y mágica,
en que besar tu boca bajo la luna plateada,
fue fiesta en mi cama, tres de la madrugada,

tú dormías y yo también.

A cientos de kilómetros...
tú dormías intacta,
yo era pura miel,
besar tus labios me mata,
Tú ni lo imaginabas,
me besaste y te besé,
tres de la madrugada,
tú dormías y yo también.

Adán Luna Hernández

miércoles, 24 de septiembre de 2014

v9.

La belleza exterior poco importa,
sonríe, florece, muestra tu interior,
solo así pueden las flores,
mostrar su verdadera belleza,
y tú, te pareces tanto a ellas...
vamos, muestra tu interior.

v8.

Yo a veces sueño que vuelo a tu lado,
y que ya no hay más cielo por recorrer,
porque todo lo abarcas tú con solo mirarme,
porque tú eres el limite, todo mi Cielo Azul.

v7.

Me gusta mirar el cielo
cuando se refleja en tus ojos,
y cuando tus dos espejitos,
me cuentan en silencio todo.
Y puedo ver reflejado
el baúl de tus recuerdos,
secretos que no son secretos,
pues tus espejitos ojitos
ya me lo han contado todo.

v6.

Buscando entre las ruinas de mi vida,
encontré que antes que ruinas...
tú sonrisa, tus besos, tu locura y tu risa,
fueron los tesoros de mi gloria.

v5.

¿Lo recuerdas? La playa era nuestra,
Tú pensabas en él, yo soñaba contigo,
y el mar fue testigo de este amor... que,
era un poco prohibido,
que era sincero y por lo mismo
sacudió tus sentidos
y hubo besos, y promesas que...
hoy solo son sueños de olvido.

v4.

Yo hubiera querido todo un mundo contigo,
de amores, de besos, de risas y canto,
de sueños y olvidos de penas de ayer.
Una casita, con una banquita, tu y yo.
Flores, muchas, muchas flores y todo mi amor.
Yo quería, pero tú...? No.

v3.

Ella tenía la sonrisa mas linda del mundo,
su piel olía como olerían diez mil jazmines,
su risa despertaba en mi sensaciones extrañas,
porque su amistad era tan parecida al amor,
pero tan solo era amistad, un día ella se marchó.

v2.

Fuimos todo y fuimos nada,
fue tu amor del bueno, sincero,
pero fue extraño, llegó el olvido
un extraño olvido porque sé...que
tú aun me extrañas y que aun yo no te olvido.

v1.

Eras la flor preferida de mi jardín
tu perfumado aroma llenaba mi abril,
y era yo tu más fiel jardinero
mis manos hoy heridas sufren sin ti,
pues te cuide en exceso y te lastimé.
Adán Luna Hernández

Acróstico (a mi hijo Elías)


Amor como el que tu me has dado,
Dios mío donde mas lo hallaré...
Al brindarme en los brazos de mi hijo,
Noches tibias que jamás olvidaré.


El amor del cielo en un pedacito,

Le ha dado a mi entristecido corazón,
Infinidad de momentos exquisitos,
Amor y ternura, y el sabor del perdón,
Solo Dios sabe porqué merecí su favor.



A:
Adán Elías Luna Víctor


Han pasado 5 años desde que llegaste y te amo cada día más.

Con Amor, tu papá.

jueves, 5 de abril de 2012

Ay


Ay que yo tengo el alma
tan llena de penas,
y es que tu olvido me enferma y envenena
pero en tu recuerdo
todita se consuela.

Ay que es a tus besos
a lo que mi amor se aferra,
como si un beso fuera
por la vida que me queda
mi libertad y mi condena.

Ay que éste dolor que tengo
se me clava, se me clava,
en mi orgullo se me clava
y me duele muy dulcemente
tan solo porque de ti se trata.

Ay que en esta noche calurosa
necesito de esa llama tuya,
que en el alma se me clava,
a la que mi amor se aferra,
aunque todita el alma me llene de penas.


Adán Luna Hernández
04 abril 2012