viernes, 24 de octubre de 2014

Princesa

Como la suave brisa me tocas sin tocarme
y me refrescas el alma,
canción de una tarde de lluvia
y tus ojos mirándome,
ensueño de una vaga ilusión,
en este mundo en revolución.

Sigue mirándome que siento amarte,

sigue mirándome que quiero ahogarme
en ese brillante sol de tu mirar,
sigue mirándome que si no lo haces
el alma mía se apagará.

Déjame soñar que te tengo,

que te tengo besitos de cereza,
no me hagas pensar
que eres de fantasía,
yo se que lo eres corazón,
mi niña, princesa mía,
mi anhelo y mi canción.


Adán Luna Hernández
Junio 2010

No hay comentarios: